ESTUDIANTE BUSCA PISO/HABITACIÓN PARA ALQUILAR

Llega un momento en el que tienes que salir de casa. Pero no salir para un rato ni dos, no. Salir para vivir en otra casa. En la mayoría de los casos por tema de estudios o trabajo. Vas a ser más independiente, ¡oh sí!. Esto es una de las cosas que más le gustan a los estudiantes.  

maleta-equipaje-chica.jpg

  • ¿Y cómo encuentro un piso para vivir?

Y de ahí viene un poco el título de este post. Generalmente cuando queremos buscar pisos por Internet tecleamos en google algo parecido.

Por una parte, si coincide que conoces a alguien, tienes amigos, familiares… pues lo tienes perfecto. Porque además es una ventaja conocer a alguien con quien vas a compartir un tiempo.  Aunque muchas veces la gente prefiere vivir con gente que no conozca, bien sea para que los familiares no les controlen, porque piensan que las confianzas a veces no son demasiado buenas y pueden llegar a enfadarse con amigos por la convivencia, etc…

En mi caso, he compartido tres veces piso con distinta gente, gente que no conozco de absolutamente nada. Y no porque no quería compartir con alguien conocido, sino porque da la casualidad que donde estudiaba y donde estudio no están mis amigos. Ya que si hubiese tenido la oportunidad de convivir con ellos, yo, ¡ni me lo pensaba!

Pregunté a estudiantes más mayores que yo, cómo encontraron piso. “No te preocupes, el día que vayas a matricularte habrán mil carteles colgados por las farolas de la universidad, por los árboles, por el tablón de anuncios… Y además, si te metes en Internet y buscas, encontrarás un montón de anuncios de gente que está igual que tú. Y todo lo que me dijeron hice. Así que el día que fui a matricularme… me encontré con que no había mil carteles, había  máaaaaas de dos mil. Empecé a coger numeritos de todos los carteles como si se acabase el mundo. Incluso habían caseros de pisos, que se te acercaban y te ofrecían directamente una habitación que les quedaba libre en su piso. Y junto con todos toditos los número que había coleccionado más todos los anuncios que había estado indagando por internet (milanuncios, idealista, fotocasa, pisocompartido, vibbo,….) empecé a llamar. Unos propietarios se meten bajo tierra, les llamas veinte veces, veinte veces que suena el buzón o incluso no te lo cogen, y da la casualidad que eso siempre suele pasar en los pisos que más te llaman la atención ¡qué justito! La lista de número se va reduciendo. Y finalmente, acabas con una serie de pisos que tienes que quedar con ellos para ir a ver.

¡ATENCIÓN! Nunca, nunca, nuca, se os de la brillante idea de alquilar una habitación sin ir a verlo personalmente. Las fotos que salen en Internet del piso, hay muchas veces que no se parecen en nada, os lo aseguro. Ese momento que encuentras un piso bastante bien, buena relación calidad-precio y tienes hasta ganas de quedártelo ya, y  entras a ver el piso y dices: mmm ¿este era el piso que tenía yo para ver, enserio? ¡Chaoooo! Y piensas, menos mal que he venido a verlo. Asique ya lo sabes, ¡Ni se te ocurra!

Continuando por dónde íbamos. Una vez entras a ver los pisos, pregúntales de todo lo que se te pueda ocurrir, porque luego siempre tienes dudas. Y si eres estudiante y quieres alquilar un “piso de estudiantes”, fíjate en que esté totalmente equipado para estudiar. Estoy harta de entrar a habitaciones de pisos que no tienen tan siquiera un escritorio, cuando es lo principal que buscamos los estudiantes en una habitación para poder estudiar.

NOTA: Para aquellos caseros que alquilan pisos a estudiantes y no cumplen con estas cosas, que se enteren de una vez por todas (no estoy enfadada, solo aviso para que tengan más clientes) que en una habitación a parte de lo básico, tiene que haber escritorio, que no una tabla de madera con dos palos de esos (creo que se llaman caballetes) que utiliza mi madre para montar la mesa de mi cumpleaños y silla de estudio, que no una silla de terraza de bar, para eso ya me bajo al bar de abajo y me siento a tomar un café, ni una silla playera, que para eso ya me voy los domingos a la playa, y ni mucho menos un taburete. 

Otra de las cosas que me hacen gracia, es gente que pretende enseñarte el piso en unas condiciones pésimas. Que no has entrado todavía por la puerta y te dan ganas ya de salir. Suciedad, trastos por todas partes, polvo, olor malísima, muebles más antiguos que la guerra civil, arañas y toda clase de bichos por todas partes…horrorizante, o sea ¿cómo no te da vergüenza enseñarme el piso en estas condiciones?

“Piso de tres estudiantes”…. Y te encuentras que en el comedor sólo hay un sillón pequeño de dos plazas, ¿hola? ¿Sabes contar? ¿Dibujo un sofá y me siento? 

Ufff… y así mil anécdotas que podría contar.

CONSEJO: Que no os engañen. Mirad el piso que os gusta hasta con lupa, si no tenéis os sacáis del móvil un rastreador o algo hahaha. Pero que esté todo en perfecto estado, que es como tiene que estar para cuando entra alguien nuevo al piso. Y exige todo lo que no esté en su lugar, si vas a pagar por ello, que cumplan también por su parte. Asegúrate de que el piso te gusta, y conciénciate de que vivirás ahí un tiempo.

Antes de firmar el contrato, por mucho que te digan “bueno es el contrato típico, normas y tal…” NO, lee TODO. Una de las dos veces que alquilé piso, firmé sin más. Y cuando llegó el momento de querer dejar el piso, me di cuenta que para poder dejarlo tenía que avisar con un mes de antelación antes del curso escolar, sino se prorrogaría hasta tres años… Mi cara ya os la podéis imaginar. Otros contratos, te prohíben colocar chinchetas, celo, o cualquier tipo de clavo por las paredes… y son cosas que no les damos importancia, pero que luego a la hora de revisar la habitación y vean solamente un clavo puesto, te buscan las cosquillas y te las encuentran, sí. Y por esa mínima tontería, se quedan la fianza, y todo porque lo ponía en el contrato, tú lo firmaste y no lo leíste pero ahí lo ponía.

 Está claro que no todos los caseros son iguales. Unos se preocupan siempre, si te falta algo, si se estropea cualquier cosa vienen enseguida, y otros, que pasan completamente, les llamas y te llaman ellos el siglo siguiente.

Una vez ya tienes el piso, estás dando un gran paso. Sales de casa, es una nueva etapa, vas a ser más independiente… Pero la primera semana es dura, yo por lo menos lo pasé mal. Pero con el tiempo te acostumbras enseguida y te adaptas con total normalidad. Y si encima los compañeros de piso son majos, entonces no hay nada más que hablar. En ese tema, considero que he tenido mucha mucha suerte. Todos mis compañeros de piso han sido y siguen siendo fantásticos. Son una familia más.


¿Cómo has encontrado tu piso? ¿Te ha costado encontrarlo? ¿Qué tal la convivencia con tus compañeros? ¡No dudes en compartir con nosotros tu opinión!

Anuncios

2 comentarios en “ESTUDIANTE BUSCA PISO/HABITACIÓN PARA ALQUILAR

  1. Hola 😉
    Gran post resumen sobre los puntos a tener en cuenta cuando se busca alojamiento siendo estudiante, y en mi caso como ya leíste en mi blog, la verdad me costo mucho encontrarlo en el Erasmus, pero la verdad que ahora estoy muy contento con la habitación que tengo y con quienes comparto edificio.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s